Artículos

Hablemos de Protección Móvil

RenRi
RenRi
RenRi
CM
72
10-07-2018
54
36
CM

¿Quién no sufrió alguna vez esto?

PM.png

 

 

 

Así comenzó mi día. Compré el celular que tanto ansiaba y justo a 2 cuadras! Se me ocurre estrenarlo con el primer selfie… Ya sabrán lo qué pasó, el celular se me resbaló de las manos y quedó como lo muestro arriba Hombre triste

 

 

A cualquiera le puede pasar, y como bien sabemos, la garantía de nuestros equipos en su mayoría es por 12 meses; sin embargo, hay ciertas condiciones que no están contempladas dentro de ella, como: pantalla rota, manipulación de terceros, etc., por lo que, al sufrir alguna de ellas, automáticamente perdemos la garantía, y nos toca comprar otro móvil.

 

 

Pero hay otros más suertudos! A quienes en la puerta de sus casas, con la bolsita y la caja sin abrir, les roban el tan querido celular ¡Eso sí es mala suerte!

 

Entonces se preguntarán … ¿Qué podrá protegernos?:

 

Protección Móvil de Claro!

 

 

¿De qué trata y qué es?

 

Pues les cuento que este servicio, brinda la opción de asegurar su equipo celular, de tal manera que en caso de Robo o Daño físico, el usuario pueda reportarlo como un siniestro y puede obtener otro equipo de las mismas características al equipo que aseguró.

 

También tienes que saber lo siguiente: para acceder a este seguro, tienes hasta 30 días posterior a la compra del  equipo para afiliarte. Si, si lo quieres hacer después de ese tiempo no podrás. 

 

 

¿Cómo funciona?

 

En este cuadro te explico todo:

 

PMN.png

 

Veamos un ejemplo:

 

Si compraste un equipo, que ahora tiene un valor Prepago igual a S/ 1000, y lo reportas como robado, tu seguro cubrirá el 60%! Y tú sólo pagarás el 40%, por un equipo igual o similar.

 

Fijándote bien en el cuadro de arriba, la prima que pagarás mensualmente depende de la gama de tu equipo. En este caso, te correspondería pagar S/ 27.00 mensuales.

 

¡Lo que no te esperabas! es que con Protección Móvil esta protegido desde el primer momento en que adquieres el servicio.

 

¡Así que ya sabes! Para toda la mala suerte, es mejor prevenir que lamentar.

 

¿Te sirvió? Yo creo que sí, simple, rápido y fácil

 

¡Hasta la próxima!